Azzaro es el vivo reflejo de su fundador, Loris Azzaro, un siciliano nacido en Túnez de piel siempre bronceada y sensual: una marca mediterránea y solar por excelencia. Fluidez de materiales, colores vibrantes y claros, el azul mediterráneo, el verde, el blanco… son las características intemporales de la firma de moda Azzaro. Desde 1968, Loris Azzaro crea a medida vestidos glamourosísimos, fluidos y sexy, para vivir la noche y frecuentar los “happy few” del planeta, ya sea en las cubiertas de los yates o al borde de las piscinas de la jet-set. Una marca solar y verdaderamente hedonista de la que emana una hipersensualidad. Seducción y glamour están omnipresentes en la imagen de Azzaro y son el resultado de una relación con el cuerpo basada en la libertad: la libertad del cuerpo y del espíritu heredada de los años 70, una década transgresora y sin prohibiciones, donde la vanguardia de la moda y de la fotografían dejaban los cuerpos al desnudo. Más allá de la moda, desde sus orígenes y aún en la actualidad, Azzaro encarna un estilo de vida chic y jet-set, sinónimo de un lujo muy actual. Este arte de vivir ha inspirado a una marca fuerte, Azzaro, que se expresa, por un lado, a través de un territorio masculino consolidado y universal en el ámbito de los perfumes, un Prêt-à-Porter masculino con potencial, y por otro lado, a través de una moda femenina brillante y de unos Perfumes muy deseados.